Momentos Poéticos

Poesías enviadas por: Zascandil



3 DE MAYO DE 1808
Bajo la luz de una inmensa herida que se abre
busco sin aliento tu sombra escapada.
La ciudad ha velado toda la noche,
ha estallado toda la noche,
ha llorado toda la noche.
Los últimos chasquidos de muerte
me están llamando por ti.
Nadie te ha visto
y un ejército de hormigas rojas
en la garganta te ha devorado la voz.
Una luz se levanta
despedazada y convulsa.
¡Como una espiga cortada te desplomaste!
Rojo sobre negro.
El silencio sueña un cuerpo sin vida.
¡Que me sabe a sangre mi llanto!
¿Alguien ha visto a mi amante?




  
DISTANCIA
Encontrarás mi mano refugiada
en un bolsillo de tu abrigo
cuando salgas al frío de las calles.
Me verás cruzar hacia ti
brillantes aceras tras la ventana
de un café en el “Casco Vello”
a media tarde de lluvia.
Entraré en los bares atestados
caminando entre el ruido,
veloz y directa hacia tu boca
sin mediar palabra alguna.
A solas todo en ti quedará al filo
de mi lengua separándote los labios,
abriendo tu cuerpo en canal.
Y sabrás que ha sido cierto:
era yo, estuve allí.





FOTOGRAFÍA
En la ventana de un café en penumbra
yo te hablaba de soledad y penas,
apoyaste la barbilla en tus manos
y te fue a buscar la mirada, seria y atenta,
el único rayo de sol de aquella tarde.





Yo a solas tumbada
con tu silueta y el rastro
que dejas como un perfume
donde mi cuerpo se acaba.
Yo buscándote en mi centro,
el que tu boca mojaba,
cerca y fuera… dentro y lejos
alrededor de tu grana.
Yo regresando de un sueño
de piernas entrelazadas,
de tus caderas subiendo
las colinas de mi alma.





Hablarte
es sentir cuan vulnerable finitud
oprime el cuerpo sonoro de la palabra.
Quiero presa mi voz
antes de verla morir en tus oídos.
Escribirte
es arrancarte de mí
después de haber tenido tu amor,
emborronar mi soledad blanca
con el néctar del fracaso.
Mirarte
es adivinar tu alma herida
de un dolor distinto y tan bravo
que mi afán no lo anestesia.
Pensarte
es el abandono en la sinrazón,
haber olvidado para siempre lo que tú eres,
lo que para mí nunca serás.

2 comentarios:

  1. Qué bien escogidas las fotos para cada poema, me encanta cómo ha quedado. Gracias!

    ResponderEliminar